bucodental
Inicio | Antiséptico bucal | Aftas bucales | Brackets | Blanqueamiento dental | Caries | Cepillo de dientes | Cepillo dientes eléctrico | Cepillos interdentales | Dientes | Encías | Halitosis | Higiene Bucal | Higiene dental en niños | Hilo dental | Implantes | Irrigación bucal | Limpiador lingual | Odontología | Ortodoncia | Pasta dentífrica | Periodoncia | Prótesis dentales | Adhesivos, AlmohadillasBúsqueda Dentistas | Otros productos dentales | Seguro dental

Halitosis (mal aliento)

 

La halitosis es el término que recibe el mal aliento. Se trata pues de un olor desagradable que procede de la espiración de la persona. Además de aire contiene vapor de agua, algunos gases de origen digestivo y pequeñas partículas de tamaño microscópico. Normalmente el aliento suele ser inodoro pero por distintas causas patológicas (bucales, digestivas, pulmonares, etc.) puede ser muy desagradable.

Se entiende que una mala higiene bucal, con la presencia de restos alimentarios entre las piezas dentales o en oquedades producidas por caries, puede ocasionarla pero también enfermedades como la piorrea, amigdalitis y estomatitis infecciosas. En algún momento de nuestra vida es normal que el adulto sufra algún periodo de halitosis que puede tratarse con algunos remedios terapéuticos. Es más común en los hombres y con frecuencia los propios pacientes lo desconocen (a veces no se percibe por uno mismo o se está habituado) y son avisados por otros ya que es muy desagradable la percepción de la halitosis.

 

El mal olor producido en la cavidad bucal se origina principalmente por la acción de las bacterias situadas en el dorso de la lengua debido a la retención de restos alimentarios que por oxidación producen compuestos volátiles de sulfuro. La escasez de saliva (xerostomía) ayuda a las bacterias a actuar por lo que es importante la función salivar ya que estas bacterias y restos son encapsulados, tragados y digeridos evitando su putrefacción. Una buena higiene con el uso de dentífrico y colutorio sin alcohol (al menos dos veces al día) y la utilización de un limpiador lingual mañana y noche (ver sección correspondiente en esta web) para arrastrar esos restos es muy importante para minimizarlo. La presencia de caries, sarro, periodontitis, reconstrucciones dentarias, materiales protésicos, aftas, hongos, amigdalitis y la ingesta de algunos fármacos son las principales causas orales de la halitosis.

Halitosis - Spray mal aliento

En primer término lo correcto ante la presencia de halitosis sería acudir a la farmacia para que nos aconsejaran un primer tratamiento de baja intensidad (geles, espray, colutorios, cápsulas de aceite o tabletas de clorofila) con el que, en la mayoría de los casos, suele ser suficiente para tratar el problema. Si persistiera correspondería acudir al médico de atención primaria o al odontólogo para una revisión de la cavidad bucal y un estudio de otras posibles causas.

Como causas no orales las más comunes son nasales (sinusitis, pólipos, rinitis), digestivas (divertículos en entrada del esófago, gastritis, reflujo, úlcera, hernia de hiato, hemorragia digestiva, presencia del Helicobacter pilori, obstrucciones duodenales e incluso cáncer), enfermedades respiratorias (infecciones broncopulmonares, abscesos, tuberculosis), enfermedades sistémicas (como diabetes mal controlada -acetona-, insuficiencia renal o hepática, desordenes bioquímicos, carencia de determinadas vitaminas o minerales, intoxicaciones, fiebre alta, etc.).

También es posible el tratamiento de la halitosis no patógena con productos naturales. Últimamente se utilizan mucho los compuestos a base de aceite de oliva y otros aceites esenciales (en distintas presentaciones: espray, chicles, cápsulas, comprimidos, dentífrico, colutorio) que tienen la ventaja de ser completamente inocuos, 100% naturales y seguros pudiéndose tomar tantas veces como sea necesario sin provocar manchas en los dientes. Muy indicado en dietas ricas en proteínas, ahora tan de moda, propensas a originar mal aliento.

Halitosis medicamentos

El cambio a una dieta de tipo vegetariano que sea sobre todo rica en frutas y verduras frescas (baja en grasas y carne) se ha comprobado que también reduce la halitosis. Igualmente hay que retirar de la dieta la ingesta de alimentos como el ajo, las cebollas, las bebidas de alto grado alcohólico y abstenerse de tabaco. Una buena hidratación bebiendo agua abundante ayuda a la mayor producción de saliva con las ventajas que ya hemos comentado.

Colutorios Halitosis (mal aliento)


 

 

 

 
 
Consejo General de Dentistas
Secib  Sociedad Española de Cirugia Bucal
sindicato dentistas
Del 29 de Noviembre al 1 de Diciembre 2012 tendrá lugar la celebración del X Congreso Nacional de la Secib en Cádiz.
Higiene Bucodental
 
 
 
 

Antiséptico bucal
Aftas bucales - llagas
Blanqueamiento dental
Brackets
Caries
Cepillo de dientes
Cepillo dientes eléctrico
Cepillos interdentales
Dientes
Encías
Halitosis (mal aliento)
Higiene Bucal
Higiene dental en niños
Hilo dental
Implantes dental
Irrigación bucal
Limpiador lingual
Odontología
Ortodoncia
Pasta dentífrica
Periodoncia
Prótesis dentales
Adhesivos, Almohadillas
Otros productos dentales
Seguro dental
Ferias, congresos, exposiciones y conferencias
Búsqueda Dentistas
Noticias - Varios - Consejos
 
 
 
Deportes acuaticos
Holanda
Apositos
Tipos de diabetes
Tratamiento cabello
Taladros
Republica dominicana

 
Inicio | Antiséptico bucal | Aftas bucales | Brackets | Blanqueamiento dental | Caries | Cepillo de dientes | Cepillo dientes eléctrico | Cepillos interdentales | Dientes | Encías | Halitosis | Higiene Bucal | Higiene dental en niños | Hilo dental | Implantes | Irrigación bucal | Limpiador lingual | Odontología | Ortodoncia | Pasta dentífrica | Periodoncia | Prótesis dentales | Adhesivos, Almohadillas | Búsqueda Dentistas | Otros productos dentales | Seguro dental